miércoles, 4 de abril de 2012

Llegó el mes de abril

No se ustedes, pero el año se me está yendo como arena de las playas de mi amado Acapulco. Sí, de pronto recuerdo que hace quince días era enero, que la semana pasada era febrero, que antier era marzo.

Vivo para seguirme, no traicionarme. Vivo para corregir constantemente mis tropiezos, experiencias y recuerdos; El presente es todo lo que tengo, junto con mis ganas de despertar cada día.

Y así va pasando el tiempo, una eternidad para quienes seguimos vivos, pero apenas un parpadeo para los Astros del Universo. Siempre he pensado que nuestra mente es un micro-cosmos que aún no comprendemos, y cuando logremos hacerlo entonces entenderíamos al Universo.

¿Que hay allá afuera?, ¿Por qué El Sol?, ¿Por qué Los Planetas?, ¿Por qué estoy vivo?

Este tipo de preguntas me quitan el sueño (hoy es el caso), tengo la respuesta para cada una de ellas, pero intentar escribirlas en el blog. Además, no intento convencer a nadie: cada quien es libre de creer lo que mejor le convenga a su mente y encapsule sus traumas y miedos.

El miedo que tengo es que algún día el agujero negro que está en el centro de La Vía Láctea termine tragándose nuestro hogar. Pero siendo sinceros, yo no estaré para ser testigo de ello; que privilegio sería para mi poder presenciar el final de toda una civilización que luchó día a día por sobrevivir.

Mientras llega el momento, intentaré dormir... porque llegó el mes de abril.







1 comentario: